top of page

¿Están en guerra tu cuerpo y tu alma?

Paz y Bien

 

Llegamos al sagrado tiempo de Cuaresma.

La Cuaresma es regresar a los fundamentos espirituales.

 

Nuestro Evangelio para este primer domingo de Cuaresma está tomado de Marcos y Marcos es muy lacónico, es una versión muy sutil de las tentaciones de Jesús en el desierto.

Esto es todo lo que dice San Marcos.

 

“El Espíritu impulsó a Jesús a retirarse al desierto, donde permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían”.

Mateo y Lucas tienen estas narrativas más elaboradas pues recorren las diferentes tentaciones del diablo y cómo reacciona Jesús.

 

Es un lugar común en la antropología Cristiana que los seres humanos somos un poco un microcosmos.  

Significa que somos como un pequeño universo.

¿Por qué?

Porque se combina en nosotros lo espiritual y lo material.

Combinamos en nuestras personas lo espiritual y lo material.

 

Podemos estudiar a Einstein y podemos estudiar a los grandes científicos y los filósofos más abstractos. Podemos leer a Kant y Hegel y Aristóteles y Tomás de Aquino. Podemos diseñar computadoras. Podemos diseñar naves que volarán a planetas distantes.

Podemos orar de una forma tan refinada que casi perdemos nuestro contacto con la tierra y nos elevamos al cielo.

De todas esas maneras se muestra con claridad nuestra faceta espiritual.

 

Al mismo tiempo, nos guste o no, tenemos cuerpos.

Nos cansamos y sentimos mucho calor o mucho frío, y tenemos que dormir y tenemos que comer y beber.

Y algunas veces nuestras pasiones y nuestras emociones obtienen lo mejor de nosotros.

Algunas veces somos dominados por nuestras pasiones corporales.

 

Somos a la vez espíritu y materia, alma y cuerpo a la vez.

Es nuestra gloria, sí, somos un microcosmos.

Es el modo único en que nos ha creado Dios.  

 

Dios creó a los ángeles puro espíritu para que le den gloria a su modo distintivo.

Dios creo cosas puramente materiales.

Le dan gloria a Dios a su modo único.

 

Y nos creó a nosotros híbridos de cuerpo y alma.

Es nuestra gloria, sí, y nuestra agonía.

 

Gran parte de la vida humana, ¿tengo razón, compañeros pecadores?, se experimenta como una especie de batalla. Es una guerra entre el espíritu y el cuerpo.

El espíritu luchando contra el cuerpo, el cuerpo luchando contra el espíritu.

Una de las consecuencias del pecado es que ambos se han vuelto como dislocados entre sí.

 

Regresamos a Pablo a los romanos, capítulo siete.

El bien que quisiera hacer, eso no es lo que hago.

El mal que quisiera evitar, eso es lo que termino haciendo.

Y luego dice, ¿quién me librará de este cuerpo mortal?

Es que, está testimoniando cómo experimenta en su interior la lucha entre cuerpo y alma.

 

De acuerdo, repasemos la historia de la filosofía y la religión y la espiritualidad.

¿Qué encontramos?

Encontramos muchos intentos de abordar este problema.

Ahora, uno muy popular de esos intentos, ya que estamos, desde el tiempo antiguo hasta la actualidad, es una especie de imperialismo del alma.

 

1.- Un imperialismo del espíritu.

Platón, Plotino, el gnosticismo y antiguos sistemas dualistas que sostienen que el cuerpo es una mala noticia y el cuerpo es como una prisión.

Ese es Platón.

 

Y todo el sentido de la vida espiritual e intelectual para Platón es lograr una fuga, un escape de prisión.

Lo mismo los gnósticos.

Veían a la chispa espiritual como enterrada en lo profundo y teníamos que deshacernos de estos cuerpos y elevarnos más allá de ellos.  

 

El cuerpo y el alma fueron entretejidos juntos
No puedes  salir fuera del cuerpo.

No funciona.

 

2.- Ahora, existe otro camino para manejar el problema.

Quienes se olvidan del espíritu.  

Estas son personas que viven de una manera puramente sensual.

Están completamente orientados al cuerpo y a las necesidades y los bienes y los deseos del cuerpo.


Desde la antigüedad hasta el presente.

Piensa incluso hoy, la filosofía de un playboy, o un abordaje puramente materialista de la vida.

Es solo satisfacer los deseos del cuerpo.

Hablar de espíritu les parece abstracción.

Lo que en verdad les interesa son las necesidades y bienes del cuerpo.

¿Eso va a funcionar?

No, no, porque te guste o no, somos un híbrido de cuerpo y alma.

Y si solo intentas ignorar las necesidades espirituales, se rebelarán contra ti.

 

Lo que es interesante, cuando viajas a Roma e ingresas a la Capilla Sixtina y miras esas grandes pinturas de Miguel Ángel, preciosas, hermosas, por supuesto.

Pero lo que se nota son los personajes.

Tienen algo turbulento y tienen cierta tensión.

Toda la musculatura que muestra Miguel Ángel, no es solo para demostrar su habilidad, es para mostrar el batallar de estos personajes.

 ¿Qué es eso?

Es el alma batallando contra el cuerpo, el cuerpo contra el alma.

Y en lo más profundo, queremos resolver esta tensión.

 

3.- Entonces, estamos comenzando el tiempo de Cuaresma.

Este sea un trabajo importante de Cuaresma, el unir apropiadamente el cuerpo y el alma.

Ved, ¿cuál es uno de los objetivos del ayuno y la abstinencia y la disciplina de la Cuaresma?

Es disciplinar el cuerpo, para que no intente dominar tanto al ego.

 

¿Por qué ayunamos y nos abstenemos?

algunas veces nuestro deseo de alimento y de bebida y de sexo y de placer se convierten en muy dominante y el espíritu se opone a eso.

El espíritu necesita disciplinar el cuerpo.

 

Ahora, para ser justos, ¿funciona al revés? Sí.

Puede algunas veces el espíritu o el alma ser muy dominante, que no respete la integridad del cuerpo, que empecemos a participar en juego dualísticos?

¿Podrá ser parte de la disciplina de Cuaresma el sano redescubrimiento de su corporalidad?  

 

Volviendo a esta imagen con la que comenzamos.

Jesús en el desierto.

Los ángeles sirviéndolo y él estaba con animales.

¿Que ves ahora?

En su misma persona, encontramos una reconciliación del cielo y de la tierra.

Encontramos la reunión de lo espiritual y lo material.

Qué importante es que decimos ’la palabra se hizo carne’.

La palabra se hace carne en Jesús y habita entre nosotros.

 

3.- ¿Ves a Jesús en su propia persona, como si estuviera tejiendo un universo que se ha desmoronado a causa del pecado?

¿Adónde nos conduce el pecado?

A esta desintegración del yo.  

La integración significa concordar.

Cuando algo se desintegra, los elementos se desbaratan unos de otros.

¿Por qué experimentamos la lucha del espíritu contra el cuerpo, del cuerpo contra el espíritu?

A causa del pecado.

 

La conexión entre aquel Evangelio y nuestra primera lectura para este primer Domingo de Cuaresma tiene que ver con Noé.

 

¿por qué razón la Iglesia conectaría la historia de Noé y el arca?

¿Qué logra Dios en esa historia?

El pecado ya ha perpetrado su destrucción, ¿cierto?

Aparece entonces el “tohu wabohu”, regresa el caos primitivo.

Ese es el gran diluvio de Noé, esa es la destrucción de la vida.

Eso es lo que hace el pecado.

¿Pero qué hace Dios?

Dios rescata a sus creaturas humanas.

Sí, tal cual, Noé y su familia y todos los animales.

 

Este remanente de la buena creación de Dios es salvado también en el arca.

Dios no juega un juego platónico en la Biblia.

Me refiero a que el objetivo no es, deshagámonos de la materia todo cuanto podamos y desplacémonos a un cielo puramente espiritual.

No sucede así.

De hecho, ¿acaso no decimos en el credo que esperamos la resurrección de la carne y la vida eterna?

No decimos que esperamos el escape del alma del cuerpo.

Queremos la resurrección del cuerpo.

Que se salve la persona entera.

 

Piensa ahora en el Arca de Noé como una especie de imagen o ícono de aquello.

Al igual que Jesús, los ángeles sirviéndolo, los animales acompañándolo, es un icono de un mundo reconciliado.

Mi cuerpo y mi alma caminando juntos buscando a DIOS.

 

Un muy buen modo de rezar durante este recorrido de la Cuaresma, sería ir entendiendo con mayor profundidad los modos en que se refleja en ti la desintegración entre el cuerpo y el alma.

 

Y luego, con la imagen de Cristo en el desierto en mente, pedirle al Señor que unifique todo nuestro ser, en un único camino de santidad.




67 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page