top of page

Frases del Principito que son aplicables a la madurez humana y espiritual

El Principito es uno de esos libros que enamora a niños y a adultos, cada uno lo leemos con unos ojos y eso es parte de su encanto, estas son solo algunas de las mejores frases, de los pensamientos de este personaje universal, con los que podrás hablar de autoestima con tus hijos cuando lo necesiten.


Sin duda es una de las obras más conocidas y leídas de la literatura universal, El Principito es una novela corta, escrita por el novelista y aviador Antoine de Saint-Exupèry.

El autor lo escribió mientras se hospedaba en un hotel de la ciudad de Nueva York y en ese país, en Estados Unidos, fue donde se publicó por primera vez un 6 de abril de 1943.


Antoine de Saint-Exupèry tuvo una vida intensa y demasiado corta, murió con solo 44 años y la obra más corta de toda su producción ha sido precisamente la que le ha convertido en uno de los autores más conocidos y reconocidos de la literatura universal. El Principito es el libro más traducido del mundo, millones de personas lo hemos leído (algunas varias veces en distintos momentos de nuestra vida y a distintas edades) y sigue siendo una de esas obras inspiradoras que se siguen leyendo y regalando a nuevos lectores.


La sencillez más certera

En su aparente sencillez, El Principito guarda una enorme cantidad de lecciones vitales que se disfrazan de diálogos infantiles, algunos casi pueriles y ahí reside ese carácter atemporal y universal de la historia.


Todos sabemos que a grandes rasgos, la novela nos cuenta la historia de un niño que vive solo en un pequeño asteroide y que decide a viajar por otros planetas en los que se va a relacionar con personajes muy peculiares.

De esas relaciones y esos diálogos salen estas ideas, estas frases sencillas con las que seguro que vas a poder hablar de autoestima con tus hijas o hijos cuando ellos más lo necesiten, de una forma sencilla, en su propio idioma y a través de las palabras y los pensamientos de un niño como ellos.


Son frases que hablan de la importancia de valorar lo que de verdad es importante, de lo que importa que trabajemos por convertirnos en mejores personas y de que debemos huir de las personas que nos juzgan como debemos de evitar ser nosotros los que juzguemos a los demás.


  1. Todas las personas grandes han sido niños antes, pero pocas lo recuerdan.

  2. Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.

  3. Es preciso que soporte dos o tres orugas si quiere conocer a las mariposas.

  4. Es una locura odiar todas las rosas sólo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños solo porque uno de ellos no se cumplió.

  5. Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio.

  6. La perfección se consigue no cuando no hay más que añadir sino cuando no hay más por quitar.

  7. El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va.

  8. Saber reconocer nuestros errores es algo que puede ser muy complicado pues lo primero es reconocer que no somos perfectos.

  9. Los baobabs comienzan por ser muy pequeñitos.

  10. El fracaso fortifica a los fuertes.

  11. El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo.

  12. En toda multitud hay hombres a los que no se distingue, pero son portadores de mensajes prodigiosos. Y sin saberlo ellos mismos.

  13. Lo bello del desierto es que en algún lugar esconde un pozo


14 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page