top of page

LA fe: un regalo para tu familia este verano.

EN la transmisión de la fe tenemos dos grandes temores :

Que la Primera comunión sea la penúltima.

Que lleguen a un colegio católico con fe... y salgan sin ella


: ¿cómo afrontar la continuidad y la salvaguarda de la fe en el seno de la familia?

El mes pasado estuve junto a dos jóvenes de la parroquia, compartiendo la vida y trabajo de los franciscanos de Aleppo. Uno de los retos de aquellas familias es que sus hijos permanezcan en Siria y salgan adelante allí, no sólo por la prosperidad del país, no sólo por la unidad de la familia, una de las razones principales es para que no pierdan la fe. La transmisión de la fe es una misión primordial de cada familia. Y temen que si se vienen a Europa posiblemente no tengan una comunidad como aquella, ni un entorno familiar como aquel.

No solo han de cuidar la fe de la hostilidad de quienes han perseguido a los cristianos, sino también de un paganismo que invade el mundo.


La parroquia desea ayudar a los padres a tomar conciencia de su responsabilidad, algo que nadie más puede hacer, cuidar la fe de sus hijos.

Padres, Madres, Abuelos... ¿Sois de las familias que han renunciado a cuidar la fe de sus hijos o tenéis claro este objetivo en vuestro día a día?


Hoy hay muchos padres entre nosotros, también de los que venís a la parroquia, que habéis delegado la formación cristiana en la parroquia o en el colegio. Muchos padrinos de bautismo han desistido de su misión de cuidar la fe de su ahijad@.

¿Se puede afirmar que son mayoría los padres bautizados que no enseñan a rezar a sus pequeños, que no tienen en su casa ninguna imagen religiosa ni asisten a la Eucaristía dominical? Como sabemos que en muchos casos se trata de una actitud que proviene más del desinterés y del abandono que de un rechazo del cristianismo, nos gustaría RECORDAROS ESTA NECESIDAD, porque si la familia no revivís cada día la fe en vuestro hogar, el mundo y sus afanes se la va a comer.



¿Te gustaría que tu hijo acabe siendo pagano?

¿TE gustaría que tu hijo se acobarde de mostrarse cristiano?

¿Te gustaría que tu hijo recuerde la parroquia como algo de niños?


Las absorbentes jornadas laborales, actividades extraescolares y las cargas diarias de deberes en los niños dejan poco tiempo a la educación religiosa, que muchas veces se delega en su totalidad o se reduce a un día a la semana...


La tarea de la parroquia y del colegio católico ha de ser un complemento y un momento de comunidad y oración.

Las parroquia tienen sus recursos y sus límites y los colegios hoy lo tienen muy difícil para transmitir una atmósfera de alegría y vitalidad en la vida de la fe.


Aunque parroquia y colegio puedan ayudar, se trata de una misión única, directa, personal e intransferible que deberían realizar los padres, sin delegarla. Mientras los padres y madres se limiten a llevar a sus hijos a la catequesis e ir a recogerlos, todo seguirá igual. Las tradicionales "catequesis solo para niños" están demostrando su escasa eficacia para hacer de esos niños verdaderos cristianos.


¿Cuántas familias estáis implicadas en la catequesis, en la misa del domingo, en la acogida inicial y en la cafetería postmisa?


Leéis algún libro religioso en familia?

¿Bendecís la mesa?

¿Rezáis una avemaría cada noche en familia?

¿Rezáis el Credo una vez por semana para que los niños no lo olviden?

¿Acudís a misa el domingo allí donde estéis?

¿Buscáis dónde hay iglesias en vuestro lugar de vacaciones?


Como dice P. Patricio del compartir . "La fe crece cuando se comparte"... especialmente en familia. El padre o la madre que acepta esta responsabilidad ha dado un paso muy importante en su compromiso de transmitir la fe a su hijo y para cuidar a toda la parroquia. Una familia crece en la fe cuando ésta se comparte. Cuando se reúne para orar, la fe de esa familia se robustece.



12 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page