top of page

El Papa Francisco a la VIDA CONSAGRADA en Lisboa 3-8-23

Queridos hermanos obispos, queridos sacerdotes, diáconos consagradas, consagrados seminaristas, queridos agentes pastorales hermanas y hermanos Buena tarde

...

El Señor nos ha salvado, nos ha llamado. No por nuestras obras sino por su gracia. Esto sucedió en la vida de los primeros discípulos cuando Jesús pasando vio dos barcas junto a la orilla del Lago. Los Pescadores habían bajado y estaban lavando en las redes, entonces Jesús subió a la barca de Simón y después de haber hablado a la multitud cambió la vida de aquellos Pescadores invitándonos a remar Mar adentro y a echar las redes.


...

los discípulos bajan, Jesús sube; ellos quieren guardar las redes; él quiere que se echen nuevamente al mar para la pesca


a Cristo lo que le interesa es llevar la cercanía de Dios, llevar la cercanía de Dios precisamente a los lugares y a las situaciones donde las personas viven luchan esperan, a veces teniendo entre las manos fracasos y frustraciones, justamente como esos pescadores que durante la noche no habían sacado nada. Jesús mira con ternura a Simón y también a sus compañeros que están cansados, amargados, lavan sus redes realizando un gesto repetitivo, automático, pero también llenos de fatiga y de resignación.

...

A veces en Nuestro camino eclesial podemos experimentar un cansancio similar, cansancio alguien decía: temo el cansancio de los buenos cansancio cuando nos parece que entre las manos solo tenemos redes vacías

es un sentimiento bastante difundido en los países de antigua tradición cristiana

afectados por muchos cambios sociales y culturales y cada vez más marcados por la indiferencia a Dios Y por un creciente distanciamiento de la práctica de la fe


Y aquí está peligro: que entra la mundanidad

y eso a menudo se acentúa por la desilusión o la rabia que algunos alimentan en relación a la iglesia en algunos casos por nuestro mal testimonio y por los escándalos que han desfigurado su rostro y que llaman a una purificación humilde, constante,

... cuando uno se encuentra desanimado el riesgo es bajar de La Barca y quedar Atrapado en las redes de la resignación y del pesimismo,


En cambio, Confiemos en que Jesús continúa tendiendo la mano, sosteniendo a su amada esposa, llevemos al Señor nuestra fatigas, nuestras lágrimas, para poder afrontar las situaciones pastorales y espirituales dialogando entre nosotros con la apertura de corazón para experimentar nuevos caminos a seguir cuando estamos desanimados,


... Apenas los apóstoles bajan a lavar los instrumentos utilizados, Jesús sube a la barca y luego los invita a echar nuevamente a las redes.

Al momento del desánimo, el momento de la jubilación dejemos que Jesús suba a la barca de nuevo; con la ilusión del primer tiempo, esa ilusión que debe ser revivida, reconquistada, reeditada. ´Él viene a buscarnos en nuestras soledades, en nuestras crisis, para ayudarnos a recomenzar la espiritualidad del recomienzo, no le tengan miedo. Así es la vida: traer y recomenzar, aburrirse y recibir de nuevo la alegría, recibir esa mano de Jesús.


...

hermanos, hermanas, lo que vivimos es ciertamente un tiempo difícil, lo sabemos,pero el Señor pregunta a esta iglesia: ¿quieren bajar de La Barca y hundirse en esa desilusión que como un gusano anida en los corazones


o quieren dejarme subir y permitir que sea una vez más la novedad de mi palabra la que lleve el timón?


A ti, sacerdote, consagrado, consagrada, Obispo... ¿te conformas solo con el pasado que tienes detrás o te atreves a echar nuevamente con entusiasmo las redes para la pesca?


...

Es el momento de dejar lugar a esa segunda llamada de Jesús que nos ama de nuevo, siempre nos ama, para hacernos caminar, nos llama para rehacernos. No le tengan miedo a esa segunda llamada de Jesús, no es ilusión, es Él que vuelve a golpear la puerta y podemos decir que esta es la inquietud buena cuando nos dejamos seducir por la segunda llamada de Jesús.

no es tiempo de detenerse, no es tiempo de Rendirse, no es tiempo de amarrar la barca en la tierra o de mirar hacia atrás, no tenemos que evadir este tiempo porque nos da miedo y refugiarnos en formas y estilos del pasado.


Este es el tiempo de Gracia Que el Señor nos da para aventurarnos en el mar de la evangelización y de la misión pero para poder hacerlo también necesitamos tomar decisiones. Quisiera indicarles tres decisiones inspiradas en el evangelio:


1. Navegar Mar adentro

Magnanimidad, no sea pusilánimes Navegar mar adentro para echar nuevamente las redes al mar

es necesario dejar la orilla de las desilusiones y del inmovilismo,

...

pasar del derrotismo a la fe como Simón que aún habiendo trabajado en vano toda la noche afirmó: 'si tú lo dices echaré las redes'

para confiar cada día en el señor y en su palabra no son suficientes las palabras, se necesita mucha oración


solo en la adoración, solo ante el señor se recuperan el gusto y la pasión por la evangelización ... estar en silencio delante del señor LA mundanidad espiritual es uno de los males más graves que pueden suceder a la iglesia

...

nosotros estamos llamados a sumergir nuestras redes en el tiempo en que vivimos a dialogar con todos, a hacer comprensible el evangelio

... vayamos már adentro sin miedo, no tengamos miedo de afrontar el mar abierto porque en medio de la tormenta y de los vientos contrarios Jesús viene yviene a nuestro encuentro y nos dice: 'tranquilízate, soy yo, no tengas miedo'


2.- una segunda decisión es llevar adelante juntos la pastoral, todos juntos.

Jesús confía a Pedro la tarea de navegar Mar adentro, pero después habla en plural diciendo: Echad las redes'

Pedro guía La Barca pero en La Barca están todos y todos están llamados a echar las redes, todos, y cuando recogen una gran cantidad de peces no creen que pudieran hacerlo solo no administran el don como posesión y propiedad privada sino que, dice el evangelio, hicieron señas a los compañeros de la otra Barca para que fueran a ayudarlos y así llenaron dos barcas.


la iglesia es sinodal, es comunión, es ayuda recíproca, es camino común. a esto tiende el sínodo en curso que tendrá su primer momento asambleario en el próximo mes de octubre

...

los consagrados están cansados, Porque mientras sus exigencias pastorales aumentan, ellos son cada vez menos. Sin embargo, en esta situación podemos ver una ocasión para involucrar con impulso fraterno y sana creatividad Pastoral a los laicos, las redes de los primeros discípulos.


...

jamás un Obispo sin su presbiterio y el pueblo de Dios

jamás un sacerdote sin sus compañeros

y todos Unidos como iglesia, sacerdotes, religiosas, religiosos, y fieles laicos nunca nosotros, Nunca sin el mundo, sinodalidad

sin el espíritu del mundo pero no sin el mundo


3. la tercera decisión: ser Pescadores de hombres, no tengan miedo.

...

el evangelio es un anuncio de vida en el mar de la muerte, es un anuncio de libertad en los torbellinos de la esclavitud, es un anuncio de Dios en el Abismo de las tinieblas; como Afirma San Ambrosio: los instrumentos de la pesca apostólica son como las redes

las redes no causan la muerte del que queda Atrapado, sino que lo guardan con vida y lo sacan de los abismos de la luz. hay muchos abismos en la sociedad hoy y también aquí en Portugal en todas partes tenemos la sensación de que falta entusiasmo, que falta la valentía de soñar, que falta la fuerza de afrontar los desafíos y la confianza del futuro y Mientras tanto, navegamos en la incertidumbre, en la precariedad, sobre todo en la precariedad económica, en la pobreza de amistad social, en la falta de esperanza.

A nosotros, como iglesia, se nos ha confiado la tarea de sumergirnos en las aguas de este mar, echando la red del Evangelio, sin señalar con el dedo sin acusar, sino llevando a las personas de nuestro tiempo una propuesta de vida, la de Jesús: llevar la acogida al evangelio, invitarlos a la fiesta a una sociedad multicultural ,llevar la cercanía del padre a las situaciones de precariedad, de pobreza, que aumentan sobre todo en los jóvenes: llevar el amor de Cristo allí donde la familia frágil y las relaciones están heridas, transmitir la alegría del espíritu allí donde reinan las desmoralización y el fatalismo,


...

les agradezco de corazón, hermanas y hermanos, esta escucha

Y les agradezco todo lo que hacen, el ejemplo, sobre todo el ejemplo escondido y la constancia: ese levantarse todos los días para empezar de nuevo o para continuar lo empezado

...


que San Antonio interceda por ustedes y los alcance la alegría de una nueva pesca milagrosa, después me cuentan y, por favor, no se olviden de rezar por mí gracias.



11 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page